Las testigas de Jehová y YO

Publicado: octubre 14, 2009 en Uncategorized

Pienso que muchos de Ustedes (si hay alguien que realmente lea esto) conocen esa sensación en el estómago al abrir la puerta y ¡oh sorpresa! faldas por debajo de las rodillas, camisas, suéteres grises, cabellos largos, morrales, y al final después del congelamiento inicial sus palabras terminan de convencerte, ¡Son ellas! ¡Puta, ya les abrí! te das cuenta, mientras sus frases escurren en tus oídos y dudas si cerrar bruscamente la puerta en sus narices; ¿Has oído la palabra del señor? Un nuevo mundo se acerca.

Quisiera relatar en esta ocasión queridos no-lectores (no tengo fe de su existencia), mi recién experiencia con estas mujeres; esta exposición se organizará así: 1 lo que ellas dijeron (o trataron de decir) 2 Lo que yo, de la manera más amable posible dije (o traté de decir); sin más:

Eran 3, claro, pues nunca viajan sol@s, pienso que tienen miedo a que de verdad alguien les golpee y normalmente hay niños y hombres también, pero no esta vez, solo 3 mujeres, todas claro con su particular falda larguísima, al darme cuenta que no puedo volver atrás sin parecer grosero, maldigo de paso mi puerta que no permite ver quien toca antes de abrir.

Exponen un poco de sus motivos, y desde el principio trato de excusarme e irme  pareciendo lo menos rudo posible, hablan del fin del mundo, me enseña un dibujo, mi paciencia se agota, digo que tengo trabajo y pregunta mi profesión, me molesto y le comento que estudio temas de desarrollo y me intereso por cosas que de verdad sirven a algo.

A partir de este momento, estuvo perdido todo, una confrontación se vuelve imposible, ataques y contraataques, en algún momento  ella (las otras dos nunca hablaron)  hace mención de que los dibujitos –ilustraciones (muy mal hechas, como de lámina de la papelería de la esquina o  del mundo actual en guerra y de supuestos mundos futuros muy felices- la cual acerco a mi cara en exceso, exaltando aún más mi ánimo.

Y a continuación comparto algunos de los argumentos/verborrea que de mi persona fueron a estrellarse  contra ella:

1 Que se debían preocupar por otros temas que realmente pueden generar un cambio como la ecología, volverse vegetarianas, ser feministas.

2 Que se interesaran a otras religiones y a la ciencia, y particularmente que leyeran el Corán

3 Que se interesaran a la historia y a culturas con mejores ideas sobre el cambio como los mayas –a lo que la muy ignorante respondió que estaban locos-

Finalmente insistió en mostrarme los dibujos de su libro, accedí una última ocasión y una vez hecho esto cuando trató de seguir planteando sus argumentos la interrumpí bruscamente y le dije que habíamos convenido en ver los dibujitos, pero que si no querían  que fuese grosero con ellas se fueran y cada quien con su vida. ¡Se fueron!

Y conteniendo el fuerte impulso impulso que me decía que debía gritarles en ese momento ¡Y DEJEN DE USAR ESAS PINCHES FALDAS FEAS COÑO! Cerré la metálica puerta azul de esta alcoba 334.

Pienso que tal vez fui un poco intolerante, pero bueno,  ya lo pasado pasado.

http://es.wikipedia.org/wiki/Testigos_de_Jehová

Vlad

Veritas vos liberabit

Anuncios
comentarios
  1. Rapha dice:

    Chinnn…Tenemos exactamente los mismos testic…testigos de Jeova en Francia !

  2. El Yorch dice:

    La religión como quiera que se llame el gran mal de la humanidad.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s